WILLIS DRUMMOND + INORE ERO NI

Un rock psicodélico llegaba desde Andoain con los palíndromos "INOREN ERO NI” y abría la noche del sábado 26 de Enero en la sala Jimmy Jazz de Gasteiz, con un inquietante y original show repleto de técnica. Una gran puesta en escena la de Eneko Abrego (voz), que se movía sobre las tablas como “quebrándose” formando curiosas siluetas, y que no dudó en usar varios elementos, como megáfonos o una trompeta, aportando dinamismo y sensación de libertad al espectáculo, cosa que hace muy bien el que fuera miembro de aquel BAP de los 80. Tampoco faltaron un Borja (guitarrista) haciendo uso de una baqueta para marcarse unos slides, o un Guantxe (batería) que proporcionaba golpes precisos y suaves al instrumento, en engranaje perfecto con la línea de bajo de Mariano. Entre los temas que disfrutamos no podían fallar “Ertzak” o “Konbinazioiak”, cerrando con “Iparraldera” y su lema: “La locura no es de nadie porque no se convertirá en monopolio de nadie”.

Bajo el pensamiento de vivir por y para el ahora, hacían su aparición el triunvirato “Willis Drummond”, demostrando a través de letras impecables y un juego de luces muy cuidado, como se afronta un directo basado en otro directo. Cuando lo presentaban a finales de 2018, lo hacían con el tema “Ate Ttipia”, y este mismo abría el sábado el show de los de Iparralde, que no dejaron pasar la oportunidad de dedicar el concierto al recientemente fallecido Oier Gómez. Interpretaron casi al completo los temas de este "Willis Drummond Live", siendo los mismos del concierto de Intxaurrondo de hace unos meses, lugar donde grabaron el disco, a excepción de "Tresna" y “Behin argian ezarrita”, que no sonaron en esta ocasión por motivos técnicos de la banda. Ya lejos del meridiano del concierto, el público dedicó a coro el “Zorionak zUri” al batería francés, que cumplía un año más y lo celebraba con nosotros. Felix, Iurgi y Xan firmaban así su cuarta fecha de la gira, que concluirá en Abril en las ciudades de Burgos y Zamora. Una servidora se va a apuntar a más de uno...Y es que es indudable, nadie sale de la experiencia sin reconocer su valía.

Nessa Teruelo Photo© 2019. Todos los derechos reservados.